fbpx

El sentimiento de frustración que te viene cada vez que miras tus fotos y las comparas con las que ves en Instagram de otras mamás como tú… y cómo puedes evitarlo de una vez por todas

Es simple y está a tu alcance: sólo necesitas aprender a dominar y sacar el máximo partido a tu cámara

Mira.

Hace un tiempo me llamó una amiga de la infancia y me preguntó:

– “Patricia, ¿tú das clases de fotografía?”.

A mi me sorprendió un poco, la verdad, porque nunca antes la había oído hablar de que le gustara la fotografía, tampoco la había visto con una cámara en la mano, ni compartiendo fotos a diestro y siniestro en redes sociales.

Le pregunté:

– ¿Y eso? ¿Qué es exactamente lo que quieres? 

Quería saber su motivación. Qué le había llevado a querer que le enseñara fotografía.

Y me dio dos razones de peso.

Primero, tenía una cámara réflex muerta del asco en un armario y nunca la usaba porque no tenía ni idea de cómo funcionaba, más allá de darle al botón del disparo y rezar para que la foto no saliera muy mal.

Me dijo que cada vez que la veía o se acordaba de ella, sentía un pellizco en el estómago. Se cabreaba consigo misma por no usarla nunca.

Segunda, estaba harta de tener fotos cutres (palabras suyas, no mías) de sus hijas.

Quería tener fotos que le gustaran para imprimirlas y ponerlas por cualquier rincón de su casa. Ninguna de las que tenía merecía ni gastar un trozo de papel.

Estaba metida como en un bucle. Como no sabía usar su cámara, hacía fotos con su móvil. Cómo no le salían bien, las dejaba ahí y no hacía nada luego con ellas.

Resumiendo, tenía una cámara “buena” y no tenía fotos decorando su casa, que era lo que quería.

Me sonaba. Mucho. Yo había pasado por lo mismo cuando nació mi primera hija.

Empecé a obsesionarme con hacerle fotos todo el tiempo. No quería que se me escapara nada. 

Toda ella (sus piececitos, sus tres pelos, sus mofletones, …) y todo lo que hacía (el bizqueo, la medio sonrisa, sus pucheritos…) me parecía tan perfecto y tan “fotografiable”.

Pero luego venía la bofetada de realidad.

Las fotos que me mostraba la cámara no eran ni de lejos las que me había imaginado en mi cabeza al darle al botón.

Movidas, oscuras, desenfocadas, llenas de distracciones que casi se veían más que mi preciosa bebé.

Me sentía súper frustrada.

¿A que cuando te dicen que estás embarazada, de repente, sólo ves embarazadas por todos lados?

Pues eso me empezó a pasar con Instagram. Cuando entraba sólo veía fotos chulísimas de bebés o niños pequeños.

¿Qué narices pasaba, que todas esas mamás tenían un don especial y yo no? ¿Es que habían sido tocadas por una varita mágica que, además, les había hecho súper creativas?

Me sentía más frustrada aún.

Pero no, no era eso. Eran mamás normales y corrientes, como tú y como yo. Sólo que habían tomado la firme determinación de aprender fotografía para hacer mejores fotos de sus hijos. 

Ya está. Sólo eso. Esa era la diferencia entre ellas y yo.

Y yo, que soy muy cabezota y orgullosa, iba a hacer lo mismo.

Así empezó mi aventura y hoy puede empezar la tuya.

Si quieres hacer buenas fotografías la cámara tiene que ser una segunda piel para ti. Dedicar demasiada atención a las decisiones técnicas puede interferir en tus procesos creativos”, Robert Farber.

Y es que es tan sencillo como esto:

Aprende a dominar tu cámara y, cuando consigas que ésta no te limite, te sentirás realmente libre para desarrollar todo tu potencial, dar rienda suelta a tu creatividad y crear tus mejores imágenes

Y es que te haces mamá y pasas a un segundo plano, o a un tercero, o a un cuarto…

Todo tu tiempo, toda tu atención y toda tu energía giran en torno a lo mismo: tus hijos.

Pasiones, aficiones, tiempo para ti… desaparecen de la difícil ecuación que es tu día a día.

Incluso puede que a veces llegues a sentirte mal por querer un poco de espacio para ti, para dedicarte a tus cosas.

Pues déjame que te diga que la fotografía puede ser tu aliada.

Se puede convertir en una afición (o pasión) con la que no te sentirás en ningún momento mal porque es algo compartido con tus hijos y tu familia.

Te dará una enorme satisfacción a nivel personal mientras tu familia se siente protagonista. 

Pero ojo, te aviso: la fotografía es un vicio.

Siempre querrás dar un paso más. Hacerlo cada vez mejor y mejor y mejor.

 

Y para ayudarte he creado:

Domina tu cámara

 Un curso de fotografía avanzado y súper completo donde aprenderás todo lo necesario para conocer y controlar tu cámara

[ 44 lecciones

Más de 4 horas de vídeos

Cuestionarios tipo test

Ejercicios con y sin feedback

Y más… ]

Esto es lo que aprenderás:

N

La mejor manera de evitar quebraderos de cabeza y frustraciones, conociendo al dedillo tu cámara y sin tener que leerte el manual

N

El mayor error que cometen la mayoría de personas que se inician en la fotografía y que podría evitarse sin invertir mucho dinero

N

Cómo conseguir que tus imágenes parezcan profesionales con sólo tener en cuenta un pequeño detalle “con importancia”

N

La razón por la que muchas de tus fotos salen movidas, como si tuvieras un tembleque en la mano, y cómo un simple movimiento de tu dedo puede evitarlo para siempre

N

Cuál es el comodín que te ayudará a hacer fotografías en las peores condiciones y el peaje que tendrás que pagar para conseguirlas

N

Por qué un triángulo es tan importante en fotografía y el trío que necesitas dominar para que tus fotos sean infinitamente mejores

N

Mis 3 formas de conseguir siempre la exposición perfecta aunque sea la cámara quien tenga el control

N

El ajuste más olvidado pero que tiene un efecto directo y muy potente sobre tus imágenes

N

El mayor desafío que nos encontramos al hacer fotos a personas y cómo ese pequeño detalle que solemos pasar por alto lo es todo

N

Qué debes hacer para que tus fotos salgan siempre nítidas, aunque tu hijo se parezca a Speedy González

N

Cuando te das cuenta de que los megapíxeles no son tan importantes y que la calidad de la imagen depende mucho de que cambies una simple opción en el menú de tu cámara

Tú puedes ser de esas mamás que consiguen hacer auténticas fotazas de sus hijos y su familia.

En Domina tu cámara te voy a guiar paso a paso para que lo logres y para que sigas avanzando una vez terminado el curso.

Curso Domina tu cámara:

curso 100% práctico y eficaz creado exclusivamente para mamás con poco tiempo y que quieren aprender a controlar su cámara lo antes posible 

Pago único y acceso de por vida: 97€

(* puedes pagar en dos plazos)

¡Quiero aprender a dominar mi cámara ya!

¿Cómo funciona el curso Domina tu cámara?

LECCIONES CORTAS PARA MAMÁS OCUPADAS

SISTEMA DE APRENDIZAJE PRÁCTICO E INSPIRADOR

CURSOS EN FORMATO AUDIOVISUAL

APRENDE ONLINE Y A TU RITMO

SOPORTE Y RESOLUCIÓN DE DUDAS

HOJA DE RUTA PARA GUIAR TU APRENDIZAJE

¿Aún tienes dudas?

Tengo todas respuestas para ti…

¿Para quién es este curso?

Domina tu cámara está pensado para mamás o papás que quieren aprender a manejar su cámara y así hacer mejores fotos de sus hijos

¿Cuál es el formato del curso?

El formato es digital, 100% online. Los cursos están basados en el formato vídeo

Domina tu cámara se compone de 44 lecciones y más de 4 horas de vídeo.

En cada lección te podrás encontrar, además, cuestionarios y ejercicios prácticos sobre los que te daré mi feedback.

 

¿Cómo puedo acceder al curso?

Podrás acceder a tu área de usuario de la Escuela desde cualquier dispositivo que tenga acceso a Internet.

Además, los contenidos están optimizados para verse perfectamente desde tu teléfono móvil, no podrás poner excusas para entrar y seguir aprendiendo.

 

Además de los vídeos, ¿hay otros recursos disponibles en el curso?

Sí. En las lecciones te podrás recursos adicionales en texto: resúmenes, imágenes ejemplo, inspiración para tu día a día, …

¿Cuánto dura el curso?

El curso Domina tu cámara contiene más de 4 horas de vídeo, repartidas en 44 lecciones, pero tú puedes hacerlo a tu ritmo y dedicarle el tiempo que quieras.

Si un día tienes bastante tiempo puedes avanzar varias lecciones seguidas y, si otro día sólo tienes un ratillo, puedes ver únicamente una lección.

Tengo muy poco tiempo, ¿cuánto tiempo es necesario dedicarle para notar mejoría en mis fotografías?

El curso se compone de lecciones muy prácticas y breves, normalmente de menos de 15 minutos.

Este formato te permitirá ir poniendo en práctica mis consejos y trucos desde el primer momento, así que en seguida notarás una evolución y mejoría en tus imágenes.

No tengo ni idea de fotografía, ¿este programa es para mi?

¡Claro! Se tratan todos los conceptos desde cero y de una forma sencilla y práctica para que empieces a obtener resultados muy rápidamente.

Además, siempre me tendrás disponible para preguntar cualquier duda que te surja por el camino.

Ya tengo sé disparar en manual, ¿este programa es para mí?

No. En este curso se enseña a controlar y dominar tu cámara y eso, básicamente, es aprender a disparar en manual.

A pesar de que seguro que aprendes cosas nuevas y siempre te vendrá bien repasar conceptos para afianzarlo, este curso está más orientado a aquellas mamás o papás que tienen una cámara y que no saben disparar en modo manual.

¿Necesito tener una cámara “buena” para entrar en el curso?

Para sacar el máximo partido a los cursos necesitarás una cámara que te permita disparar en manual.

Cualquier réflex o mirrorless te vale. Una cámara compacta y automática, no.

¿Qué pasa si no entiendo algo o me surgen dudas durante el curso?

Existe un foro exclusivo para el curso donde podrás preguntarme todas tus dudas así como solicitar feedback al resto de compañeros o compañeras del curso. No te quedarás con dudas sin resolver.

¿Por cuánto tiempo podré acceder al curso?

Puedes empezarlo cuando quieras y no hay límite de tiempo para acabarlo. Tendrás acceso para siempre.

 

¿Es una buena inversión?

Seamos sinceras, aprender fotografía no es una necesidad vital para nadie y menos aún para una mamá que va con la lengua fuera todo el día. Es cuestión de prioridades. 

Pero si quieres empezar a crear imágenes auténticas, emotivas y más artísticas de tu familia, el curso Domina tu cámara te ayudará a conseguirlo.

A partir de ahí, sólo tú puedes decidir.

 

Curso Domina tu cámara:

curso 100% práctico y eficaz creado exclusivamente para mamás con poco tiempo y que quieren aprender a controlar su cámara lo antes posible 

Pago único y acceso de por vida: 97€

(* puedes pagar en dos plazos)

¡Quiero aprender a dominar mi cámara ya!